de volver a empezar.

Mi abuela deshizo y rehizo un mismo suéter/jersey de estambre varias veces durante varios años, siempre con el mismo estambre. Nadie sabe por qué. Suponemos que se equivocaba, o no acababa de gustarle lo que había hecho.  Cuando lo deshacía tenía que pasar por todo el trabajo que ya había hecho, repasar con la mano el estambre y ver como esa manga se iba al lugar que habita lo ausente. Hace menos de un mes lo logró terminar.

Yo hice cuentas. Cuatro años desde mi último blog, que en realidad era una primitiva versión del wall/muro de facebook. A través de  él mantenía informados a mis amigos de los pormenores de mi vida al otro lado del mar. Hace tres años deje de postear cosas. Mis amigas me dejaron de leer, o yo deje de encontrar mi vida lo suficientemente interesante como para seguir compartiéndola. Bendita sean las redes sociales que nos evitan pensar que la lejanía hace que nos nuestros amigos nos encuentren menos interesantes.

Ahora que tengo facebook lo utilizó para postear cosas que me gustan a mí. A unos cuantos también les interesa. O por lo menos les hace gracia [thank you like button!]. Pero he pensado que tal vez a algunos de mis amigos les resulte igual de molesto recibir mis links con webcomics de dinosaurios como a mí  sus galletas de la fortuna y frases de Paulo Coelho. I want to share it, but not with everybody.

Y como me rehuso a hacer una purga en mis amigos de facebook, a partir de la teoría de que es el catálogo de personajes más accesible que tengo; abrí éste blog.  BLOG, no microblog, que para eso ya me abrí un twitter [hoy mismo cabe resaltar]. Creo que también hay cosas que tengo que empezar a decir, outloud. El timbre de la consciencia empieza a ser molesto, y cuando hablo no lo escucho. I’m opening up big time.

A la salud de Doogie Howser, M.D. Por culpa suya decidí escribir en floppies de 3.5 pulgadas que ahora no puedo leer. De lo contrario mi opening post habría tenido más gracia [que grande sería ver cual fue mi primer post a los 11 años].  Neil Patrick Harris ahora representa a un millonario ávido de mujeres y espera un hijo con su novio David Burtka. It’s been a while.

Creo que como mi abuela, estoy deshaciendo, todavía no sé que es lo que no me gusto. Me vuelvo para empezar, a ver si ésta vez termino.



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s