Obreros saliendo de la fábrica. Harun Farocki (1995)

 

Obreros saliendo de la fábrica.

Harun Farocki (1995)

 

Si tuviese que partir de una imagen en la historia del cine y analizar la forma en la

que éste tema, o el significado de esa imagen, se desarrolla a lo largo de la historia

del cine, y por tanto de la historia humana, nunca hubiese pensado en todos los

matices y significados que se esconden tras Obreros saliendo de la fábrica (Louis

Lumière, 1895) a más de cien años de su producción.

Llegar a las conclusiones a las que llega Farocki en su película, implica por fuerza,

una importante búsqueda de material, y una revisión a profundidad del mismo. No

solo a partir de visionados exhaustivos, si no de un análisis que parte de la función

misma de la película dentro del contexto histórico de su producción. La

reinterpretación y apropiación de las imágenes de archivos a su discurso, trasciende

el hecho de la imagen, es mejor dicho una reinterpretación y apropiación de los

discursos e historias, concretamente, los relacionados con la salida de obreros de

las fábricas, que han sido expresados por medio de las imágenes.

Es especialmente interesante los significados que descubre en relación a esa

frontera que son las puertas de una fábrica, pero aún más interesante me resulta el

análisis de por qué no existen imágenes relacionadas a la fábrica, al obrero, y como

la vida del individuo en la ficción, y por tanto la proyección de lo que creemos que

debería ser, empieza o termina aquí. El hecho de que incorporé a su análisis la

ausencia de material, o el efecto que tienen las nuevas tecnologías en la imágenes

actuales de obreros saliendo de la fábrica (p.e. cámaras de seguridad), e incluso,

expandiendo la exploración a imágenes de las pruebas de sistemas antihuelga y

similares, dan fe de la voluntad ensayística de ésta película. Es un híbrido, entre film

footage y ensayo, cuyos recursos como la repetición de planos, el comentario en off,

el montaje y tono, dan una sensación de transparencia que aún siendo una reflexión

personal, me resultan un riguroso estudio científico, con solidez propia de una

hipótesis comprobada.

Poco después de ver ésta película, me encontré con un corto llamado The Job

(Jonathan Browning, 2007 http://www.thejobtheshort.com,

http://www.youtube.com/watch?v=3XGJq8wrw5I ), que me recordó la escena de The

Deserter que Farocki analiza en la película. En el corto, a las afueras de un edificio

corporativo en Estados Unidos, un grupo de ejecutivos de alto perfil hablan por

móvil, miran el periódico, toman café, lo habitual del día a día de un ejecutivo. Hasta

que se aparece una camioneta pick-up conducida por un emigrante mexicano, el

típico transporte de los obreros emigrantes que se contratan por día (jardineros,

fontaneros, pintores etc.). El emigrante ofrece un par de puestos a los ejecutivos;

dos programadores, una analista bursátil, los sube en la parte trasera de la

camioneta, y se va. La relación la encuentro en la similitud de la escena, pero

también  por que manteniendo el acercamiento que tiene el cine a la idea de trabajo,

los protagonistas están cambiando, y no es casualidad, ni se reduce solo a la broma,

es un reflejo de los nuevos símbolos de esa masa laboral, de cómo la idea de obrero

también expande sus límites y que probablemente, de haber hecho esta película

diez años después, Farocki lo hubiese analizado.

 



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s