Slow Action – Ben Rivers

40 min. 2010

Vista en Ambulante 2012, de lo mejor que he visto últimamente, está película de ciencia ficción post-apocalíptica coquetea con el documental etnográfico, el newsreel, el documental de estudio y el falso documental . Su punto de partida es genial, en un futuro algunas utopías, algunos no lugares evolucionarían al margen en archipielagos o islotes creando medios ambientes peculiares y mini sociedades.

Vale la pena verlo y tener paciencia.

Más info en Picture This

From BEN RIVERS MAKES FILMS (http://www.benrivers.com/slow.html)

Slow Action is a post-apocalyptic science fiction film that brings together a series of four 16mm works which exist somewhere between documentary, ethnographic study and fiction.

Continuing his exploration of curious and extraordinary environments, Slow Action applies the idea of island biogeography – the study of how species and eco-systems evolve differently when isolated and surrounded by unsuitable habitat – to a conception of the Earth in a few hundred years; the sea level rising to absurd heights, creating hyperbolic utopias that appear as possible future mini-societies.

Slow Action is filmed at different sites across the globe: Lanzarote – a beautiful strange island known for its beach resorts yet one of the driest places on the planet, full of dead volcanoes and strange architecture; Gunkanjima – an island off the coast of Nagasaki, Japan, a deserted city built on a rock, once home to thousands of families mining its rich coal reserves; Tuvalu – one of the smallest countries in the world, with tiny strips of land barely above sea level in the middle of the Pacific; and Somerset – an as yet to be discovered island and its various clades.
This series of constructed realities explores the environments of self-contained lands and the search for information to enable the reconstruction of soon to be lost worlds.

The film’s soundtrack – narratives by writer Mark von Schlegell – detail each of the four islands’ evolutions according to their geographical, geological, climatic and botanical conditions.

Slow Action, inspired by novels such as Samuel Butler’s Erewhon, Bacon’s The New Atlantis, Herbert Read’s The Green Child and Mary Shelley’s The Last Man, embodies the spirit of exploration, experiment and active research that has come to characterise Rivers’ practice.

Commissioned by Picture This and Animate Projects in association with Matt’s Gallery, London.

Advertisements

Si yo fuera (curator): EN TORNO A TRYPPS #7 de Ben Russell

En el Punto de Vista de éste año tuvimos el gusto de que Ben Russell http://www.dimeshow.com hiciese de comisario para su propia sesión.

En dicha sesión nos enseñaría películas que de cierta manera forman parte de TRYPPS #7, su última pieza y parte de la colección TRYPPS. La idea era que el arco de la sesión (desde la primera hasta la última película) fuese equivalente al arco de la suya propia.

Como la sala era pequeña y se que no todo el mundo cupo ahí, me he tomado la libertad de rescatar aquello que flota los mares del youtube y un par de imágenes y traerlos aquí.

FOOTNOTES TO A HOUSE OF LOVE

Laida Lertxundi, 2007

No lo encontré, pero vale la pena que miren las stills, dan ganas de confundirse con las fotos de las vacaciones y cambiar el hostal por una house of love en fuera de cuadro.

PRINCE HOTEL

Karl Kels, 1987

Tampoco chicas, el Bowery lo vereemos otro día.

CHILDREN’S MAGICAL DEATH

Timothy Asch/Napoleon Chagnon, 1974

Niños que imitan los rituales chamánicos de los adultos soplando ceniza a sus narices. En los rituales chamánicos se consumen drogas alucinógenas, hecho que los niños también imitarán.

MY NAME IS OONA

Gunvor Nelson, 1996

http://www.dailymotion.com/swf/video/x1flb3
My Name is Oona (1969) por Tomsutpen

HOW TO SCAPE FROM STRESS BOXES

Paper Rad, 2006

Tampoco está por la red, pero me encontré con el blog y la web de Paper Rad y vale muchísimo la pena.

http://www.paperrad.org/blogs/

LE SPECTRE ROUGE

Segundo de Chomón, 1907

Chulada de película, que pone de manifiesto la posibilidad de romper las fronteras del Modo de Representación Primitivo (Noël Burch) a pesar de puestas en escena que no tenían la intención de romper con la teatralidad. El personaje se acerca a cámara y nos abre una nueva dimensión de escalas y significados. A mi me parece increíble como éste hecho pasa tan desapercibido en la película, y resultará ser lo que siembre las bases de la economía de información y conexión emotiva con con los personajes en la historia del cine posterior.

Me emociono.

INVOCATION OF MY DEMON BROTHER

Kenneth Anger, 1969

Un clásico de la contracultura americana.

MARSA ABU GALAWA

Gerard Holthius, 2004

Con música de Abdel Basset Hamouda. Éste video me hizo especial ilusión encontarlo, porque ver esto en pantalla grande, creanme que no tiene comparación.

Un link donde podrán verlo
http://www.lightcone.org/en/film-3742-marsa-abu-galawa.html

TRYPPS #7 BADLANDS

Ben Russell, 2010

Al ser estrenado en PDV2011 no podremos verlo, pero les invito a miren su vimeo donde encontrarán trabajo anterior de el


Vimeo de Ben Russell

http://vimeo.com/dimeshow


CRÓNICA palmarés PUNTO DE VISTA 2011

Aquí les dejo mi crónica del festival internacional de cine documental de Navarra de éste año.


http://www.indieroom.net/articulo/243/festival-punto-de-vista-2011:-palmares


CRÓNICA IDFA 2009: selección oficial largometraje

Son obras de todo el mundo, con temas que varían desde la exploración de los sueños, pasando por la propia familia, por la identidad a la que apelamos, por la tierra y su destrucción, por los viajes fantásticos, las atrocidades cometidas y la política. Me resulta curioso como se establecen puntos en común  entre las películas,  el más evidente entre The Most Dangerous Man in America de Judith Ehrlich y Rick Goldsmith (Premio Especial del Jurado) y War Games and the Man who Stopped Them de Dariusz Jablonski; una es americana, la otra polaca, pero ambas hablan de lo crucial y decisiva que fue la decisión de un hombre (Daniel Ellsberg y Ryszard Kuklinski respectivamente), desconocido para la gran mayoría de nosotros, en la historia de la humanidad (Garbo: El espía de Edmon Roch, en otro programa de competición también tratará un tema similar). Otros vínculos son más temáticos, como Earth Keepers de Sylvie Van Brabant con Dreamland de Thorfinnur Gudnason y Andri S. Magnason, donde ya no se cuestiona la crisis ambiental y social en la que estamos envueltos, si no donde se expone que el verdadero cambio tiene que surgir desde una nueva forma de pensarnos como comunidad global y cuales son nuestras verdaderas necesidades. Por otro lado, surgen nuevas lecturas sobre conflictos que parecen no agotarse en las posibilidades de análisis, el conflicto Israel-Palestina, estudiado a su vez por Eyal Sivan con Jaffa, The Orange’s Clockwork y por Noe Ben Hagai con Blood Relation. Ambos dejan a un lado la situación política-económica actual y buscan en los orígenes de las historias compartidas, Sivan usando la naranja como excusa y Ben Hagai buscando reencontrar a su familia israelí con sus parientes palestinos.  Sivan me lleva a pensar en otra película, Farewell de Ditteke Mensink, ya que ambas mantienen el material de archivo como elemento de reflexión y construcción narrativa. Sivan incluso participa en un masterclass (se puede ver en http://www.idfa.nl) donde expone una visión distinta sobre la idea de “archivo”, no como bodega o espacio de almacenamiento, si no redescubriendo su origen etimológico como “principio”.  Por último, y tal vez por que no parecen tener ningún elemento relacionable entre sí, mis favoritas de ésta selección son: Freetime Machos de Mika Ronakinen, donde se explora la verdadera masculinidad del hombre escandinavo, con toques de humor y una realización impecable entramos en la vida de éstos hombres,  que únicamente son machos en su tiempo libre. Otra de mis favoritas es  The Edge of Dreaming de Amy Hardie, una exploración de los sueños y de lo que nos intentan decir. Hardie hace un verdadero viaje y explora los límites de sus miedos, mientras los ilustra con maravillosas imágenes de un gran gusto estético y al mismo tiempo de una cotidianeidad muy cercana. Por último, y tal vez la mayor joya del festival, Last Train Home de Lixin Fan (Ganadora de la categoría), donde la majestuosidad del 35 mm vuelve a la pantalla documental y expone la historia de una familia que pertenece a ese grupo de 130 millones de chinos que vuelven de las fábricas y las ciudades industriales con motivo del Año Nuevo a sus casas en otras provincias; las imágenes de muchedumbre, de desesperación, de la dificultad de movimiento de tal cantidad de gente, se vuelve visibles a partir de una sola familia, que ve en ese tren el objetivo de todo un año, y lo fácil que es perderlo. Mi personal decepción, más por nacionalidad que por otra cosa es 9 Meses, 9 Días de Ozcar Ramírez González, producción mexicana que se queda muy corta  en cuanto a propuesta visual y que no acaba de cerrar un mensaje; tres pescadores mexicanos que son rescatados después de 9 meses y 9 días de  estar a la deriva en las Islas Marshall en el Océano Pacífico, una anécdota que se acaba al minuto 10. Me quedo con LAST TRAIN HOME.


Crónica IDFA 2009: prólogo

Primero como cinéfila y luego como estudiante de cine, los festivales (a mi alcance) siempre se apuntan como eventos obligados en mi agenda. El ritual es siempre el mismo; buscar el programa, escoger las pelis, lo que no conozca buscarlo en Google, hacer un horario, ver si tengo que cambiar alguna cita o saltarme alguna clase, sumar el importe total de las pelis, eliminar las que menos me apetezcan, por que normalmente no me alcanza para ir a todas las que me gustaría. Una vez en el festival, cojo cualquier papel, propaganda, postal, etc., que llame mi atención, habiendo visto o no la peli; tengo la certeza de que en un futuro no muy lejano revisaré el programa y descubriré alguna joya perdida de algún director que se ha vuelto famoso. Los festivales son dentro de mi religión audiovisual, los espacios de congregación en donde se nos revela una vez más las maravillas de nuestra fe.

Ahora todo ha cambiado.

Hace tiempo ya que tenía previsto asistir a un festival grande; a San Sebastián, a Cannes o al IDFA. No tenía ningún objetivo concreto si no el de vivir la experiencia festival en todo su esplendor. Éste semestre era apretado de tiempo, pero tenía el dinero y las ganas ¿Por qué no? Enrollé a un amigo, aplicamos  para una acreditación especial (más barata, está claro) y nos la concedieron. Estuvimos diez días en Ámsterdam, todo el festival. El próximo año lo volveré a hacer, si no voy al IDFA iré a otro festival, pero de ahora en adelante por lo menos un festival al año, el ritual de peregrinación es importante.

La siguiente crónica  viene desde mi humilde y primeriza experiencia como ente festivalero, no voy a compararlo con ediciones anteriores o con otros festivales por que sería absurdo. Simplemente, me dedicaré a dar cuenta de lo que el IDFA propuso este año como menú, y cuales son las conclusiones que saco de ésa selección.


Aquele Querido Mês de Agosto – Miguel Gomes (2008)

“Productor hablando con director después de describir a un personaje:

¿Donde está esta gente?

Traeme más dinero y estaré aquí con la gente adecuada.”

No es solo la mezcla de ficción con documental, con esa costura invisible que las ata inperceptiblemente, es además metacine y making off. maravilla.